miércoles, 5 de diciembre de 2007

ASPECTOS DE LA NARRACIÓN

Aspectos de la Narración

C
on este nombre se alude, en general, a textos* pertenecientes a diversos géneros* literarios en los que se emplea la técnica narrativa: epopeya, novela*, cuento*, fábula*, leyenda, mito* y, asimismo, relaciones no literarias de sucesos, como las reseñas periodísticas y las informaciones históricas.
La narración es uno de los tipos de discurso* ( junto con descripción*, diálogo*, monólogo* y argumentación*),que resultan del uso de diferentes estrategias de presentación de conceptos, situaciones o hechos realizados en el tiempo por protagonistas relacionados entre sí mediante acciones.
La narración es la exposición de unos hechos. La existencia de la narración requiere la existencia de sucesos relatables. En general, la relación de una serie de eventos se llama relato*, y puede ofrecer la forma de la narración, como en un cuento, o bien de la representación, como en el teatro*. Es decir, según esta acepción técnica, hay relatos narrados y relatos representados.
Una narración es, pues, un tipo de relato. En los relatos se presenta “una sucesión de acontecimientos que ofrezcan interés humano y posean unidad de acción*”. Dichos sucesos se desarrollan en el tiempo y se derivan unos de otros, por lo que ofrecen simultáneamente una relación de consecutividad (antes/después) y una relación lógica (de causa/efecto). Por ello mismo, el relato manifiesta los cambios experimentados a partir de una situación inicial.
En una narración se presentan principalmente los hechos relatados, es decir, las acciones realizadas por los protagonistas o personajes.
Pueden alternar en la narración otras estrategias discursivas como la descripción* (de conceptos, lugares, objetos, animales, personas, épocas, etc.); el diálogo* (aunque es característico y dominante en los relatos que son representaciones teatrales) que puede contener narraciones y monólogos*. Éste último puede ser verbal (soliloquio) o pensado por un personaje (monólogo interior).
Como una de las partes del discurso oratorio jurídico, la narración consiste en la “exposición de los hechos” y sirve para informar a los jueces sobre el estado de la causa de que se trata. Es una exposición detallada y encarecedora de los mismos hechos que de manera escueta se presentan. Sirve de base para la parte decisiva del discurso jurídico que es la argumentación*.
En la narración literaria, el papel de narrador es necesariamente ficcional, lo que no ocurre en la narración noticiosa o en la histórica. El reportero que narra el desarrollo de una batalla lo hace en su calidad de reportero; el historiador, en su calidad de historiador. Pero el narrador de la ficción* no coincide completamente con el autor que escribe el cuento* o la novela*.
La narración se clasifica en atención al pronombre que indica al narrador, y así se habla de narración en primera o en segunda o en tercera persona.
Se ha llamado perspectiva, visión, aspecto, situación narrativa, modo narrativo, mirada narrativa, estrategia narrativa, punto de vista a la relación existente entre el narrador y los hechos narrados.
La narración es el procedimiento discursivo más abundantemente utilizado; inclusive ocupa un lugar (aunque subordinado generalmente) en el teatro, donde se utiliza para dar cuenta de acciones ocurridas en otros escenarios y en otra instancia temporal.